X
Politica sobre Cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.

El Senderos de los Conquistadores: Retos Jimbo Fresh

Posted on

12961395_868824066578343_9117133312763427014_o

Andrés Lledó ha finalizado el Reto del Sendero de los conquistadores tras recorrer Costa Rica de costa a costa durante los últimos 8 días en 7 etapas inolvidables. En este reto Andrés no ha estado solo, le acompañaba el equipo Jimbofresh compuesto de 9 personas de apoyo con Vicente Juan Garcia Beneito como jefe de equipo.

La etapa más dura de todo el reto curiosamente fue la primera de todas ellas, etapa que partió de las paradisíacas playas de Jacó en el Océano Pacífico . El día fue extremadamente húmedo y caluroso con temperaturas de hasta 36 grados a lo que se unían los escasos días de aclimatación tras el viaje desde España tanto al diferente clima como al cambio de hora. Andrés empezó la etapa con un ritmo vivo, pero a los 25 Km empezó a desfallecer y a perder las fuerzas. De tal forma que se vio obligado a realizar varias paradas y a reducir el ritmo para recuperarse.

Fue a partir de la segunda etapa cuando el jefe de equipo Vicente Juan García, ante las dificultades del clima y del terreno, todo subidas y bajadas de fuerte pendiente y sin ningún tramo llano para recuperarse del esfuerzo, decidió incorporar fruta fresca a los puntos de control durante el resto del reto.

Otra etapa que brilló con luz propia tanto por su dureza como por la belleza de sus paisajes fue la quinta. En ella se subió al Volcán Irazú a 3252 metros de altura. Los últimos Km de esta etapa fueron un desafío tanto físico como mental para Andrés debido a la constante pendiente ascendente como a la altitud que debido a la falta de oxígeno en el aire hacía más difíciles si cabe los esfuerzos.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente la siguiente etapa fue la etapa reina con cerca de 150 Km de recorrido y en la que Andrés fue acompañado de Vicente Juan García en su totalidad. Los primeros 80 km fueron en su mayor parte de bajada y con una temperatura moderada lo que favoreció que se corriera a un gran ritmo muy superior a etapas anteriores. La segunda mitad de esta etapa destacó por recorrer 50 Km de vía férrea incluyendo varios puentes que se debieron recorrer traviesa a traviesa.

Finalmente, tras 6 agotadoras etapas se llegó a la etapa final de “solo” 20 Km en la que varios corredores locales se unieron a Andrés y a Vicente en su camino a la meta final del reto, en una etapa que sirvió de homenaje para Andrés por todo el esfuerzo y sufrimiento acumulados en sus piernas.

Ya en la meta Andrés se fundió en un Abrazo con el resto de componentes del Equipo Jimbofresh, para a continuación zambullirse en las Costa del Mar Caribe como premio a la superación del reto.

Además del reto deportivo tanto Andrés Lledó como para Jimbofresh, empresa patrocinadora del reto, han querido dejar su huella en los corazones de Los Costarricenses y fomentar los valores del trabajo el esfuerzo, la práctica del deporte, la educación y la buena alimentación. Para ello se han realizado diversas donaciones de material escolar en diversas localidades del recorrido, material que fue recogido en los diversos centros de Educación Secundaria de Cartagena. También se han realizado entregas de equipamiento deportivo donado por la Consejería de Cultura de la Región de Murcia. Así mismo Andrés junto a Vicente Juan García han dado varias charlas sobre deporte educación y salud tanto a escolares como a vecinos de varias de las localidades que hemos encontrado en el camino.

13062285_897135593747190_1412860045091714298_n

Después de atravesar Costa Rica de costa a costa y haber sufrido 9 microclimas diferentes disfrutando de unos paisajes increíbles, sin duda alguna tanto para Andrés como para el resto del equipo Jimbofresh lo mejor de Costa Rica han sido sus gentes. Gentes sencillas que han querido compartir con todos los integrantes del equipo todo lo que tenían, permitiéndoles dormir en los patios de sus casas, preparando comidas o desayunos, invitándolos a un auténtico café casero o a leche recién ordeñada. Costa Rica es Pura Vida.

Andrés soñó un día en cruzar Costa Rica. Con mucho esfuerzo y sacrificio ha conseguido su sueño. El premio: gloria infinita y unas piernas muy cansadas.

Todos tenemos sueños, si creemos y nos esforzamos podemos hacerlos realidad. Así nos lo ha enseñado Andrés.

Foto: Vincent Kronental - www.vkphotos.fr

312


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *